Odeth se sabe más inteligente que la mayoría, pero es incapaz de controlar sus sentimientos. Gusta de coleccionar información y rodearse de tecnología, resolver problemas muy complejos, investigar para descubrir cosas ocultas, sentir la briza en su piel…

Odeth conoce a Ed

Cuando nací, estaba lloviendo. Fue en una ciudad en medio del Pacífico Norte. Alguien comenzó a tener ideas brillantes de hacer ciudades en medio de la nada. Como sea, no viví mucho ahí. Ni siquiera lo recuerdo. Nos cambiamos a tierra firme. Mi madre decía que ya era tiempo de dejar el hielo.

Para entonces ya me consideraban una niña prodigio (y quien no si tus progenitores tienen la fabulosa idea de mover tus genes ilegalmente). No se si fue lo mejor para mi vida. Para el caso, no hay paso atrás. Me metieron a muchas escuelas estiradas, donde te trataban como máquina. Crecí junto con montones de mocosos engreídos y presuntuosos.

odeth_sketch

Me gustaban las estrellas, y estudie estrellas y nebulosas. Muchas matemáticas. Luego, sin nada mejor que hacer con mi existencia, me puse a estudiar ingeniería de software, en una escuela común con gente común. Aún así, me aburría mucho, hasta que conocí a otros seres extraños. El primero fue Ran, en una clase. Platicábamos de modelos matemáticos y tonterías por el estilo. Luego me presentó a su novia Linn. Luego apareció Ruth, y la pareja ya era trío.

Las extrañezas fueron descubiertas por mí un día que logré la entrada a un sitio secreto de una agencia mítica de control genético. Descubrí documentos sobre Ran y Ruth. Pensé en usar la información para desenmascarar esa red subterránea de genética ilegal, que me hizo lo que soy, pero obtuve una patada en el trasero. Lo que encontré fue la historia clínica y todos los experimentos que demostraban que los sujetos de prueba (Ran y Ruth) no eran humanos, y que su genoma no podía ser producto ni de una milagrosa mutación genética (aja) ni de las manos del hombre (jojojo).

Como soy una persona ética, decidí mostrarles la información a Ran y a Ruth antes de hacerla pública. Ran se sorprendió mucho, Ruth se quedó muda, y Linn… No recuerdo qué hizo Linn.

Luego, unos cavernícolas vestidos de matones intentaron llevarse a Ran y Ruth, pero una versión contemporánea del antiguo mito del agente secreto al servicio de su majestad nos aventó sin preguntar a Ares Vallis City.

Es cierto que me quería alejar de mis padres, pero esto fue excesivo. Marte me pareció horrible. Polvo por todas partes. Los pocos amigos que había hecho en mi vida se fueron. Nunca supe de ellos de nuevo. Eso fue en el 2172, creo.

Me dieron todas las enfermedades que uno puede tener (ok, no todas, pero si me enfermé). Pensé seriamente en llevar mi vida a un definitivo plano metafísico, pero conocía a Ed, un idiota. Un lindo idiota. El nació en Marte, y cree que su mundo es genial (nunca había ido a la Tierra). Me decía que cómo pueden pensar en cambiar el hermoso rojo marciano por ese verde putrefacto de la Tierra. Fueron días felices.