Documento rescatados por Odeth.

Odeth y Genprom

Los Niños del cielo

El día 7 de febrero de 2156, uno de nuestros grupos de contención de epidemias rescató a dos niños en las inmediaciones de la ciudad de Santiago de Chile que, al parecer, cayeron en una cápsula desde el espacio exterior. Además, se recolectaron muestras varias de la estructura externa de la cápsula, así como del fluido interno. Este fluido cubría por completo a los niños. Estos dos sujetos fueron los primeros encontrados y sometidos a estas investigaciones. Se les asignó el nombre clave de Sky-1, para la niña, y Sky-2 para el niño.

El día 19 de enero de 2157, otra niña, cuyo nombre código fue Fire fue rescatada en Moscú de una turba furiosa que intentaba matarla, bajo el argumento de ser un demonios de luz. Más específicamente, la gente aseguraba que la niña había provocado un incendio tras lanzar una especie de rayo luminoso contra la casa de quien se decía era su padrastro.

Análisis genético

Los primeros análisis efectuados a los sujetos fue una prueba simple de ADN. Los resultados fueron confusos, pues ninguna prueba realizada por la matriz o alguna filial de alta seguridad mostró resultados esperados. De hecho, las pruebas fallan, y no detectan secuencia alguna de ADN en las muestras.

Las muestras fueron sometidas en análisis en un microscopio de fuerza atómica determino la existencia de una estructura helicoidal sumamente compleja, compuesta de cuatro hélices de fosfatos y tres bases nitrogenadas por escalón. Las implicaciones de esta estructura en el desarrollo de estos individuos no han sido determinadas con precisión.

Otro aspecto sorprendente de la estructura genética, es la ausencia de histona, existiendo en su lugar moléculas similares basadas en silicio. Las implicaciones de esta aparente mezcla de química orgánica de carbono y química del silicio no han sido determinadas.

Análisis de la cápsula

Muestras fueron tomadas de la cápsula donde se encontró a los niños Sky-1 y Sky-2. El exterior de la estructura se disolvió antes de que pudieran tomarse muestras. En su lugar, se tomaron muestras del suelo del lugar del accidente, con la intención de determinar la posible composición del exterior de la cápsula disuelta en el lugar. Los resultados mostraron algunos isótopos poco comunes de Silicio, Berilio, Plomo, Uranio, Iridio, Hafnio y Estroncio. Estos elementos no comunes para la geología del lugar se deduce que provienen de la disolución de la capa externa de la cápsula.

En cuanto al fluido que parece llenaba el interior de la cápsula, se encontró la presencia de nutrientes orgánicos varios, microorganismos basados en carbono. Además, se encontró la presencia de otros objetos microscópicos, que se piensa podrían ser microorganismos basados en silicio. En cuanto a los microorganismos basados en carbono, se encontró que muchos de ellos coinciden con algunas bacterias y hongos de la Tierra.