Algo destruyó la ciudad completa. De los sobrevivientes, ninguno sabe exactamente que paso. El pequeño grupo tiene en común haberse encontrado en la sala de emergencias durante el ataque. No saben si hay más sobrevivientes que ellos en la ciudad, o incluso en el aeropuerto.

Flores brillantes en el cielo

Al momento de la destrucción de la ciudad, los sistemas de seguridad del aeropuerto aislaron la zona de enfermería, situación que evitó la descompresión de la zona, que habría provocado la muerte del grupo al exponerlos al clima de Marte. La noche de la destrucción, muchos de los sobrevivientes entraron en pánico. Algunos heridos que eran atendidos en la enfermería murieron al fallar la energía. Algunos buscaron establecer comunicación con alguna otra ciudad del planeta, sin éxito. Solo 59 personas sobreviven la noche.

La mañana siguiente, un grupo de médicos de la enfermería decidió salir a buscar sobrevivientes, 12 en total. El grupo no regresaría y no se tendrían noticias de ellos nuevamente. Otro grupo, encabezado por Jack, se daría a la tarea de juntar tanto suministro pudiesen localizar en la zona aislada, a fin de racionarlo y buscar elementos útiles para sobrevivir.

Paranoia

Inicialmente el grupo pensaba que la situación sería producto de un conflicto interno del planeta. El grupo separatista South Mars Free había amenazado en días anteriores con acciones de no ser reconocidos. Algunos sobrevivientes creen que ese grupo es culpable de la situación. Esperan que equipos de rescate los saquen de las ruinas de la ciudad. Otros tienen teorías más extravagantes. La gigantesca estructura en medio de las ruinas hacen pensar a algunos que se trata de un ataque extraterrestre. Nadie tiene respuestas para explicar la extraña estructura cristalina.

Tras 5 sols, algunos comienzan enloquecer. En los siguientes 15 sols, 11 morirían por complicaciones de sus heridas, 8 cometerían suicidio, 3 morirían en una riña, 4 desaparecerían buscando una salida, 3 más enfermarían para morir después y 2 personas morirían de inanición al negarse a comer.

Diez sols después de la destrucción, los 16 sobrevivientes emprenden un viaje en un túnel subterráneo hacia las ruinas de la ciudad, una vez que todo suministro se agotó. Logran refugiarse en una oficina militar, ubicada en la Torre Ares. El lugar les permite acceder a varias bodegas donde encuentran provisiones. Del mismo modo, la zona cuenta con equipos portátiles de soporte de vida, que les permiten asegurar su suministro de agua y aire por un tiempo indefinido, en tanto el aislamiento de la zona no sufra daños.

Militares

Tras la explosión inicial, Megam guiaría a sus soldados hasta Ares9, sólo para encontrar que la base ya no existe. Pasarían varios días juntando suministros. Once soles después de la explosión, Megam buscaría adentrarse un poco dentro de la estructura de cristal sin éxito. Tras 24 sols de intentar obtener información del enemigo, Megam decide que deben salir de Marte, y reportar lo poco que han averiguado. Deciden hacer una escala en la oficina militar de la Torre Ares.